"El Autoremake en el cine" en la República Dominicana.

26.06.2016 10:23

El rotativo digital el "Listín Diario", el periódico más prestigioso de Santo Domingo, se hace eco de "El Autoremake en el cine" con un artículo de Luis Beiro en su sección "Desde la última butaca":

 

Un capitán de fragata de la armada española llamado Fernando de Cea, ha dedicado parte de su vida a la cinefilia. Además de estudiarla, se dedica a escribir sobre la clasicidad. En 2014 el sello madrileño T&B Editores publicó su documentada investigación: “El autoremake en el cine.

¿Obsesión o repetición?” Pocos textos con este apasionante tema se han producido en la historia del cine. Tal vez este sea el primero que enfrenta con rigor investigativo esta categoría.

El propio autor define la palabra “autoremake” como la versión de una película realizada nuevamente por su mismo director. No puedo asegurar que él haya sido el inventor de esa palabra para englobar una importante categoría cinematográfica.

De lo que sí estoy seguro es de mi ignorancia: nunca antes de leer su libro había escuchado tal denominación en referencia directa a ese fenómeno artístico. Tres motivaciones fundamentales son expuestas en su libro como causas que obligan a los directores a volver sus ojos sobre sus propias películas.

La primera es la motivada por razones mercuriales; considerando no solo el hecho de volver sobre éxitos pasados en busca de taquilla, sino también, persiguen la reducción de gastos y la competitividad frente a otras casas productoras.

En segundo término, se apuntan los filmes que se vuelven a replantear debido a los cambios tecnológicos e innovaciones de la industria, como pueden ser, por ejemplo: darle voz a una cinta muda, o colorear una obra en blanco y negro. Y la última mirada, tal vez a la que menos se acude en el mundo cultural de hoy, es la que el director o el productor conciben para mejorar el lenguaje cinematográfico y adaptarlo a los nuevos tiempos.

Después de estas puntualizaciones, abrimos su libro y encontramos una grata exposición que merece atención y respeto. De Cea centra su estudio en los autoremakes de cinco directores norteamericanos: Cecil B. Demille, Tod Browning, Frank Capra, Howard Hawks y Raoul Walsh, todos ellos clásicos, pertenecientes a la llamada “Era dorada” de Hollywood. Como cinéfilo serio, el autor estudia las obras que han soportado con altura el paso del tiempo.

En cuanto a las cintas signadas por la inmediatez, solo las menciona. Es decir, todavía no considera oportuno estudiar a maestros del presente involucrados en autoremakes como Takashi Shimizu, Gus Van Sant, Michael Haneke, Tim Burton, Jean-Marie Poiré, George Lucas y Manuel Gutierrez Aragón, entre otros.

Los editores de este libro se apegan a una verdad irrefutable: “Actualmente, vivimos un período donde los “remakes”, las secuelas, precuelas, “reboots”, “spin-off” y demás variaciones en torno a una película original, son bastantes frecuentes. Sin embargo, tal aluvión de cintas no se ha visto reflejado en un aumento de los estudios teóricos acerca de estos fenómenos…” El libro de Fernando De Cea es una aproximación teórica con fines eminentemente informativos, dirigida a ocupar un espacio de importancia en la historia de la literatura cinematográfica.